domingo, 13 de diciembre de 2015

Comentario de texto: Romeo y Julieta.


JULIETA ¿Te vas ya? Aún no es de día. Ha sido el ruiseñor y no la alondra el que ha traspasado tu oído medroso. Canta por la noche en aquel granado. Créeme, amor mío; ha sido el ruiseñor. 

ROMEO Ha sido la alondra, que anuncia la mañana, y no el ruiseñor. Mira, amor, esas rayas hostiles que apartan las nubes allá, hacia el oriente. Se apagaron las luces de la noche y el alegre día despunta en las cimas brumosas. He de irme y vivir, o quedarme y morir. 

JULIETA Esa luz no es luz del día, lo sé bien; es algún meteoro que el sol ha creado para ser esta noche tu antorcha y alumbrarte el camino de Mantua. Quédate un poco, aún no tienes que irte. 

ROMEO Que me apresen, que me den muerte; lo consentiré si así lo deseas. Diré que aquella luz gris no es el alba, sino el pálido reflejo del rostro de Cintia , y que no es el canto de la alondra lo que llega hasta la bóveda del cielo. En lugar de irme, quedarme quisiera. ¡Que venga la muerte! Lo quiere Julieta. ¿Hablamos, mi alma? Aún no amanece. 

JULIETA ¡Si está amaneciendo! ¡Huye, corre, vete! Es la alondra la que tanto desentona con su canto tan chillón y disonante. Dicen que la alondra liga notas con dulzura: a nosotros, en cambio, nos divide; y que la alondra cambió los ojos con el sapo: ojalá que también se cambiasen las voces, puesto que es su voz lo que nos separa y de aquí te expulsa con esa alborada. Vamos, márchate, que la luz ya se acerca.

ROMEO Luz en nuestra luz y sombra en nuestras penas. 

(Entra el AMA a toda prisa.)

AMA ¡Julieta! 

JULIETA ¿Ama? 

AMA Tu madre viene a tu cuarto. Ya es de día. Ten cuidado. Ponte en guardia. (Sale.)

JULIETA Pues que el día entre, y mi vida salga. 

ROMEO Bien, adiós. Un beso, y voy a bajar. (Desciende.) 

JULIETA ¿Ya te has ido, amado, esposo, amante? De ti he de saber cada hora del día, pues hay tantos días en cada minuto... Ah, haciendo estas cuentas seré muy mayor cuando vea a Romeo. 

ROMEO (abajo) ¡Adiós! No perderé oportunidad de enviarte mi cariño. 

JULIETA ¿Crees que volveremos a vernos? 

ROMEO Sin duda, y recordaremos todas nuestras penas en gratos coloquios de años venideros. 

JULIETA ¡Dios mío, mi alma presiente desgracias! Estando ahí abajo, me parece verte como un muerto en el fondo de una tumba. Si la vista no me engaña, estás pálido. 

ROMEO A mi vista le dices lo mismo, amor. Las penas nos beben la sangre Adiós. Sale.

JULIETA Fortuna, Fortuna, te llaman voluble. Si lo eres, ¿por qué te preocupas del que es tan constante? Sé voluble, Fortuna, pues así no tendrás a Romeo mucho tiempo y podrás devolvérmelo.





Tanto Romeo como Julieta tienen que esconder su amor, porque pertenecen a familias rivales y lo mantenían en secreto. En este fragmento los dos jóvenes han pasado la noche juntos en casa de Julieta consumando su amor. Al levantarse ambos se dan cuenta de que es hora de que Romeo se vaya porque necesitan ocultarse de la familia de Julieta y escapar para no ser descubiertos. Además Romeo acababa de matar a un familiar de Julieta, y como fuera descubierto, podría sufrir graves consecuencias.

Los dos jóvenes sienten mucho y la pena que tienen en muy grande, pero Romeo y Julieta esperan volver a verse en otro momento y para eso se lo piden a la dios Fortuna. Además, vemos la fuerza que tiene el amor en esta obra cuando Romeo afirma no importarle que le maten si eso es lo que quiere su amada ya que está enamorado hasta las trancas de Julieta.


El papel que juega el ama es muy importante, actuando de confidente de Julieta y conociendo todos los secretos de la relación y les avisa, como en este caso, de la llegada de la madre de la amada.

Hablando de lo técnico, podemos realzar la presencia del drama, la prosa y los diálogos pues la obra pertenece al género teatral dramático. Y para darle creencia a que pertenece a este género ponemos claras características como son las acotaciones (acciones que deben realizar los actores que se colocan entre paréntesis) o el nombre del hablante antes de sus frases. El lenguaje de los dos jóvenes no es tan simple como el de la ama, que habla con un lenguaje más informal, si no un lenguaje poético.








No hay comentarios:

Publicar un comentario