lunes, 7 de marzo de 2016

Dostoievski y su época


Proveniente de una familia de clase media, Fiódor Mijaílovich Dostoievski nació en 1821 en la capital de Rusia, Moscú. Su padre, que era un médico retirado del ejército que trabajaba en un hospital para pobres, y su madre, fallecida a una edad temprana, fueron quiénes marcaron su infancia.

La muerte de su madre trajo graves consecuencias a su familia, ya que su padre se vio inmerso en una depresión de la que se escudaba con el alcohol. Esto hizo que Dostoievski se marchara a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo (Rusia), dónde empezaron a gustarle libros de Pushkin, Balzac, Goethe, etc.

Su padre fue asesinado por sus propios campesinos al poco tiempo de él acabar sus estudios. Fue en ese preciso momento cuando el ruso decidió que quería dedicarse plenamente a la literatura. Un poco más tarde, en 1849, vivió una circunstancia que a nadie le gustaría vivir, fue arrestado y encarcelado. La razón por la que fue procesado, y, más tarde, enviado a la cárcel fue porque formó parte de un grupo liberal intelectual liberal que se hacía llamar el Círculo Petrashevski, y que se encargaba de maquinar y confabular en contra de el zar Nicolás I. En principio, todo este grupo de personas pertenecientes al Círculo Petrashevski fueron condenadas a la muerte pero el castigo fue transformado en cinco años de trabajos forzados en Siberia dónde el autor tuvo tiempo de desengañarse del socialismo en el que creía y de dar forma a sus ideas religiosas.

Durante esta época que estamos comentando, sufrió graves ataques epilépticos que los continuo teniendo durante el resto de su larga vida y que, con inteligencia, supo meterlos en sus famosas novelas.

En 1857 tuvo lugar lugar su boda, pero no le dio tiempo a disfrutar mucho porque su esposa falleció unos pocos años después. En ese mismo año, se reglamentó una amnistía por parte del zar Alejandro II que favoreció, en gran medida, al escritor moscovita ya que le dieron el permiso que le autorizó a seguir escribiendo.

 Después de su exilio, en 1859 se le permitió volver a su ciudad natal. Fue éste el momento en el que volvió a tener fama literaria gracias a que recobró las ganas de trabajar y se esforzó al máximo en sus proyectos, pero su pasión por los juegos de azar y el llevar una vida tan desordenada le pasaron factura, es por eso que pasó por unas situaciones económicas muy angustiosas. Viendo que su situación financiera no progresaba, decidió irse a Europa con la intención de huir de los acreedores, pero esto no fue buena idea porque sus continuos viajes por Europa le provocaron más ganas de jugar.

En 1867 contrajo matrimonio por segunda vez con una señora que se llamaba Ana, con la que tuvo cuatro hijos. Unos años más tarde, allá por el 1873 volvió a Rusia y falleció en la ciudad rusa de San Petersburgo en 1881




A continuación vamos hablar de su época. Durante la segunda mitad del siglo XIX, surge el Realismo, un nuevo movimiento filosófico, cultural y artístico que ocupó el resto del siglo y que sustituyó al Romanticismo. Debido al desarrollo histórico y a los cambios sociales, políticos y económicos que aparecieron en estas fechas se sucedió el Realismo. La burguesía se estableció como la clase social más dominante.

Este nuevo movimiento tuvo su máxima representación en tierras galas con escritores tales como Stendhal, Balzac y Flaubert. En Rusia llegó hasta el punto más alto de su desarrollo con el hombre con el que nos estamos centrando principalmente, Fyodor Dostoievski, y con Leon Tolstói. En nuestra tierra, España, nuestro máximo representante fue Benito Pérez Galdós y en Inglaterra, Charles Dickens.

La estética realista se fundamenta en la explicación detallada del mundo real, en la que el escritor tiene el deber de representar la realidad ya sea con crítica o sin ella. Esta estética ya nombrada anteriormente descubre su mejor manera de manifestación en la novela. Las principales características de la novela realista son las siguientes:


  • El escritor se informa previamente para después en sus obras mostrar una copia exacta y prácticamente igual sobre la realidad.
  • El autor siempre intenta amparar una visión objetiva, que se suele enseñar en el texto con la aparición del narrador omnisciente.
  • Los acontecimientos, generalmente, suelen narrarse de manera lineal y las novelas, a veces, tienen una gran complejidad estructural.
  • Se plantean temas de todo tipo, incluso escabrosos.
  • Los asuntos están relacionados con la existencia humana habitualmente.

En conclusión, este nuevo movimiento procuraba reflejar la realidad tal y como era, con un lenguaje conocido y al alcance de todos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario