domingo, 15 de mayo de 2016

Comentario II: La Metamorfosis.



Seguimos con las  prácticas para el examen y para eso realizamos el siguiente comentario del autor checo que estamos trabajando en este penúltimo examen: Franz Kafka.




La grave herida de Gregor, cuyos dolores soportó más de un mes –la manzana permaneció empotrada en la carne como recuerdo visible, ya que nadie se atrevía a retirarla–, pareció recordar, incluso al padre, que Gregor, a pesar de su triste y repugnante forma actual, era un miembro de la familia, a quien no podía tratarse como un enemigo, sino frente al cual el deber familiar era aguantarse la repugnancia y resignarse, nada más que resignarse.


Y si Gregor ahora, por culpa de su herida, probablemente había perdido agilidad para siempre, y por lo pronto necesitaba para cruzar su habitación como un viejo inválido largos minutos – no se podía ni pensar en arrastrarse por las alturas –, sin embargo, en compensación por este empeoramiento de su estado, recibió, en su opinión, una reparación más que suficiente: hacia el anochecer se abría la puerta del cuarto de estar, la cual solía observar fijamente ya desde dos horas antes, de forma que, tumbado en la oscuridad de su habitación, sin ser visto desde el comedor, podía ver a toda la familia en la mesa iluminada y podía escuchar sus conversaciones, en cierto modo con el consentimiento general, es decir, de una forma completamente distinta a como había sido hasta ahora.


Naturalmente, ya no se trataba de las animadas conversaciones de antaño, en las que Gregor, desde la habitación de su hotel, siempre había pensado con cierta nostalgia cuando, cansado, tenía que meterse en la cama húmeda.


La mayoría de las veces transcurría el tiempo en silencio.



En este fragmento se realiza un pequeño análisis y se exponen algunos inconvenientes y ventajas que le puede plantear a Gregor su nueva situación. En primer lugar, se habla de que la nueva situación del muchacho es inevitable que recuerde, de un modo u otro, que es un miembro de la familia, y se vuelven a remarcar algunos de los inconvenientes tras su enfermedad; aún así, se hace hincapié en una nueva situación que reporta beneficios a Gregor, describiéndola detalladamente. La vida se le va poco a poco a Gregor, y nadie hace nada por evitarlo.

Así pues, podemos anunciar el tema de este texto como reflexión sobre varios asuntos en relación con la nueva realidad que, a partir de ahora, han de vivir Gregor y su familia. En este momento, la familia aún se encuentra resignada a vivir con él, y no alzan la voz en su contra; algo que cambiará a lo largo que avanza la obra, conforme cambia el carácter de los personajes.

En cuanto a los temas que se ven reflejados en la obra, podemos establecer como tema central la soledad en el ámbito familiar: predomina el silencio, el aislamiento y la soledad entre los miembros de la familia, en lugar de las muestras de cariño. Esto es algo que vemos perfectamente en la última frase del texto, con un 'la mayoría de veces transcurría el tiempo en silencio'.
Por otro lado, también encontramos el tema de la condena: Gregor acepta su estado y 'se ve forzado' a guardar silencio, por así decirlo. Primero siente diferencia, quiere asombrarse de su estado, pero se ve forzado a su destino. En este texto, lo vemos mejor de nadie, ya que se tratan las heridas y la inmovilidad de Gregor con muchísima naturalidad, como si ésta fuese algo del destino, que iba a ocurrir de uno u otro modo. La familia también se siente condenada, y la puerta abierta simboliza el alivio de esa condena.
Por último, se toca levemente el tema de la vergüenza: esa falta de comunicación se produce debido a la vergüenza que existe entre ellos; la familia siente que Gregor es una auténtica carga, y esto produce situaciones desagradables con las que, sin embargo, han aprendido a convivir.
Por último, destacar el cierto carácter autobiográfico de esta obra: se cree que La Metamorfosis es un fiel reflejo de algunos temas de la vida de Kafka, tales como la actuación de un padre autoritario, el tratamiento por parte de su familia una vez conocida su enfermedad, la ideología de Kafka (simpatizaba con el socialismo, siendo pues lógicas las constantes críticas al sistema capitalista a lo largo del libro) o el aspecto repulsivo con el que se veía a sí mismo.

En cuanto a la estructura externa, el texto se encuentra justo al principio del desenlace, la tercera parte de la novela, tras la enfermedad que azota a Gregor, que se simboliza con la manzana.


Resultado de imagen de la metamorfosis franz kafka

Entramos ya en las características formales de este texto. En primer lugar, podemos dividir este texto en función de la siguiente estructura: la primera parte está constituida por un primer párrafo que nos introduce el nuevo estado de Gregor utilizando el símbolo de la manzana podrida (que se corresponde con su enfermedad). A su vez, el segundo párrafo es la segunda parte, donde se describen las consecuencias de esta situación, y lo que parece ser la única recompensa que Gregor obtiene de la misma; los dos últimos párrafos nos hablan de la nostalgia que siente Gregor de la anterior situación, antes de la metamorfosis.

Tenemos que destacar, como es lógico, la novedosa manera de narrar por parte de Kafka: el narrador está entercera persona y parece ser omnisciente pero desde la perspectiva del protagonista, Gregor. Además, la obra es llevada de manera siempre muy minuciosa, con enorme detallismo y una gran cantidad de descripciones, lo cual en su conjunto tratan de transmitirnos esa sensación de angustia, soledad y aislamiento del protagonismo. El relato eslineal y el espacio es un espacio cerrado, manera de simbolizar el aislamiento y la soledad: la habitación de Gregor, que además se va quedando vacía a medida que avanza la obra.

Resultado de imagen de la metamorfosis franz kafka


En cuanto a los personajes, el único protagonista y del relato es el inconfundible Gregor. Aquí lo vemos con una sensación apesadumbrada y de aceptación de su destino, algo que será, de todos modos, la tónica general de la obra; Kafka tenía una visión algo pesimista de la vida, relaciones laborales y demás, y por tanto nos hace tener la sensación de que la propia existencia en sí es una condena, algo que está bastante claro en este texto. Además, le invade la nostalgia en un cierto punto del relato; por otra parte, su familia, aunque sea por alusiones, también es mencionada, una familia que hasta cierto punto demuestra su egoísmo (otro de los temas de la obra) al no preocuparse ni tan siquiera por el estado de Gregor.


Por último, toca hablar de las características formales del texto. En La Metamorfosis abundan las hipérboles (que, quizás, en este texto se vean cuando en el primer párrafo aparecen las palabras repugnante y repugnancia, bastante utilizadas), también las interrogaciones retóricas (aunque en este texto no tengamos ninguna), y sobre todo elsimbolismo. Muchos elementos tienen un valor simbólico brutal, y esto se ve perfectamente reflejado en este texto con la figura de la manzana, que es un símbolo de la muerte). Cómo no, destacar también el papel que juega la sintaxis en el relato: es tremendamente compleja, con una enorme cantidad de incisos en este texto, debido a que Kafka no quiere que nos perdamos ningún detalle, añadiendo una gran cantidad de adjetivos a sus frases y haciendo que nos encontremos con frases subordinadas que pueden llegar a contener hasta 8 proposiciones sustantivas.
Figuras retóricas: hipérboles, simbolismo, interrogaciones retóricas (la manzana como símbolo de la muerte). Sintaxis compleja, con muchísimos incisos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario