domingo, 15 de mayo de 2016

Franz Kafka y su época


A continuación voy a realizar una entrada tratando la biografía y la época en la que encuadramos al famoso autor Franz Kafka. 


El checo Franz Kafka nació en el verano de 1883, concretamente en el 3 de Julio en la capital de la actual República Checa, Praga. Pertenecía a una familia de judíos alemanes de la burguesía, en la que era el mayor de seis hermanos. Su infancia fue dura ya que él tenía con su padre una difícil relación, de la que trataré profundamente más tarde . Era de habla checa y alemana, además chapoteaba el francés. El conocido autor checo estudió Derecho en la universidad de la ciudad que le vio nacer y aunque también empezó con los estudios de otra carrera, como es Filología, estos no llegó a acabarlos.


El joven escritor checo en su juventud
En 1907 empezó a trabajar en una agencia de seguros italiana, en a que poco tiempo después consiguió trabajo fijo mientras empezaba a escribir sus primeras obras.
En 1922 un duro revés le acechó, estuvo enfermo debido a una tuberculosis y por la que tuvo que dejar el trabajo.

Su padre fue una persona muy importante en su vida. Era un hombre hecho a la antigua, él tenía toda la autoridad y ninguneaba hasta a su propio hijo en la intimidad lo que le provocó una gran inseguridad y timidez en el autor checo.

Otra de las grandes influencias en su vida fueron las mujeres. Tuvo varias intensas relaciones ya que era un hombre muy mujeriego. La primera mujer a la que enamoró fue Felice Fauer, con la que tenía pensado casarse ya que se prometieron hasta dos veces pero algunas crisis de pareja lo evitaron y la boda nunca llegó a celebrarse.

Un poco más tarde, allá por el 1917, cuando se le detectó que tenía tuberculosis de pulmón, conoció a otra mujer que tuvo gran importancia en su vida llamada Milena. De ahí viene su  obra "Cartas a Milena", ya que ella era una escritora checa también y se mandaban cartas mutuamente.

Franz se encontraba agobiado rodeado de su familia más cercana y tenía ganas de distanciarse. Por eso, allá por el 1923 se mudó a Berlín para prestarle más atención a sus obras y no tener ninguna distracción. En la capital alemana empeoró en lo que a su enfermedad se refiere ya que era muy difícil su cura en aquellos tiempos.

Visitó varios centros sanitarios en Berlín para que vieran si podían curarlo, pero tras la negación de los médicos regresó a su ciudad natal en la que tras seguir visitando otros centros médicos, fue instalado en Viena dónde iba a recibir un tratamiento. Tras el cuerpo de Kafka no dar respuesta ninguna al tratamiento, murió en que aquel sanatorio de la capital de Austria el 3 de junio de 1924 y fue enterrado en la ciudad que le vio nacer el 11 de junio de 1924.

Leyenda que aparece en la tumba de Franz Kafka.


Ahora trataremos un poco la época en la que vivió Franz Kafka. El autor checo vivió en segunda mitad del siglo XX, una de las peores épocas de la historia ya que le tocó lidiar con dos guerras mundiales y otras grandes situaciones que no eran agradables de vivir. Ésta fue una época cambiante, se sucedieron numerosos cambios en todos los aspectos, desde los cambios sociales y económicos hasta la literatura.

Todo comenzó con el fin de siglo, que llevó consigo una importante crisis que fue la causa de dos importantes momentos: primero, y más importante, el inicio  de a Primera Guerra Mundial allá por el 1911, y segundo el fin de la burguesía. Tras 4 años de guerra intensa, se puso fin en 1918 y comenzó el período de entreguerras, en el que se logró un sustancial cambio económico en algunos lugares del mundo, mientras en otros seguía habiendo problemas como cuando apareció la Revolución Rusa que trajo consigo el marxismo, que marcó una época.

Todo dio un giro de 360º cuando sucedió el famoso "Crack del 29" que fue la más catastrófica caída del mercado de valores de la historia de la Bolsa de EEUU, haciendo que tuviera una repercusión global y dejara grandes secuelas. Estos conflictos hicieron que en el 1939 desembocara todo en una segunda guerra, la Segunda Guerra Mundial.

Imagen de EEUU después del famoso "Crack del 29"

La literatura se vio influenciada por las grandes desgracias que estaban ocurriendo en la sociedad y se vio inmersa en una gran crisis. Había un pensamiento desilusionado que originó que filósofos como Nietzsche o Schopenhauer tuvieran un pensamiento irracionalista y vitalista. Como vemos en el libro escrito por Franz Kafka, "La Metamorfosis", del que hablaremos más tarde, los autores empezaron a escribir preocupados de los problemas sociales y políticos que estaban aconteciendo en aquella época. Además, existía una visión alarmante del hombre que iba en consonancia con la doctrina existencialista.

El remate de todas estas concepciones ideológicas fue el Existencialismo, impulsado principalmente por Heidegger, y que nos explicaba según su teoría que la esencia del hombre se reduce a su existencia. Franz Kafka fue uno de los precursores de esta idea y reflejaron la angustia vital y el pesimismo.

En cuánto a la novela, también padeció muchos cambios en aquella época ya que los escritores empezaron a preocuparse por su lenguaje y estructura que convertían en formalistas a sus novelas. También desapareció la figura del narrador omnisciente


No hay comentarios:

Publicar un comentario